La evolución de la industria de los préstamos entre particulares

Iniciada en el Reino Unido y en los Estados Unidos entre los años 2005 y 2006, la industria de los préstamos entre particulares ha crecido desde entonces en muchos países durante la última década, con el crecimiento más rápido en China. Los préstamos entre particulares también se conocen como préstamos colaborativos (“crowdlending”) en Europa o préstamos de mercado (“marketplace lending”) en América del Norte, pero todos estos términos se refieren al mismo fenómeno, "préstamos colaborativos" (“crowd lending”) o "préstamos sociales" (“social lending”). Las plataformas de préstamos entre particulares permiten las interacciones entre el lado de los prestatarios y el de los prestamistas en el proceso de financiación. Para crear un mercado que funcione bien, las dos tareas más esenciales de las plataformas son reclutar prestatarios y prestamistas y establecer las normas y condiciones de la participación. Además de la creación de mercados, las funciones clave también incluyen la tramitación de préstamos y las actividades que contribuyan a crear una comunidad.

La industria de préstamos entre particulares es única. Su característica especial es que tanto los prestamistas como los prestatarios obtienen ganancias de las relaciones comerciales. El prestatario obtiene el dinero necesario de forma segura o los servicios a tiempo, y al mismo tiempo, los inversores/prestamistas que invierten dinero en la plataforma de la red entre particulares obtienen una ganancia real de la facturación financiera y una atractiva comisión anual. Podemos afirmar que ningún banco existente le proporcionará dichos beneficios además de invertir dinero en la plataforma de la red entre particulares.

Tradicionalmente, las principales fuentes de ingresos de las plataformas de préstamos entre particulares son las comisiones de apertura que se cobran al prestatario, las comisiones por los pagos que se cobran al prestamista u otras comisiones como las comisiones por la compraventa de partes del préstamo y las comisiones por retrasos. La forma en que una plataforma de préstamos entre particulares obtiene ingresos depende en gran medida del modelo de negocio de la plataforma y de la estructura de la inversión. En la última década, las plataformas de préstamos entre particulares han evolucionado desde un puñado de empresas emergentes ("startups") hasta una floreciente industria multimillonaria.

A pesar de los beneficios que proporcionan los préstamos entre particulares y de las proyecciones de los expertos que indican que la industria crecería hasta alcanzar el billón de dólares, los préstamos entre particulares aún están lejos de alcanzar sus metas como la principal fuente de recursos financieros. De hecho, el sector ha estado plagado de problemas con las tasas de incumplimiento de pagos, fraudes y problemas relacionados con las regulaciones, y registró que más del 10 % de los préstamos entre particulares en línea estuvieron relacionados con actividades fraudulentas.

Aquí es donde la cadena de bloques puede ayudar a hacer los procesos más seguros y fiables, dada su tecnología de registros distribuidos. La cadena de bloques puede marcar el comienzo de una nueva era de transparencia financiera y recompensar el mejor comportamiento. La cadena de bloques permite a dos partes registrar sus transacciones de una manera eficiente, inmutable y verificable. Proporciona una fuerte barrera contra el acceso no autorizado que ofrece numerosas ayudas para prevenir el fraude; uno de los mayores problemas que amenazan el rápido crecimiento y expansión de la industria de préstamos entre particulares. Al colocar sus activos digitales como los datos financieros y los contratos en una cadena de bloques, las plataformas de préstamos entre particulares pueden frenar los problemas de fraudes y de robos de identidad mientras restablecen la transparencia entre los prestatarios y los prestamistas, así como en las plataformas. Desde 2019, los principales bancos y servicios financieros están comenzando a adoptar la tecnología de la cadena de bloques de diversas formas, entre ellas la creación de una red mundial de pagos.